Existe la posibilidad de comer esporádicamente previo aviso. Además, en caso de que haya alumnos con peculiaridades en la dieta por motivos de alergias o enfermedades, el colegio tiene un menú que se adapta a las necesidades de cada niño, sin perder ese contenido rico, variado y completo.