Uso del Ipad en el Colegio

En nuestro Colegio, tenemos muy claro, que al igual que todo evoluciona y que nuestros alumnos cada vez saben usar mejor nuevas herramientas para relacionarse entre ellos, para jugar o simplemente para pasar el tiempo, la Educación no puede estancarse.


Son la generación de la “era tecnológica” y los adultos nos hemos tenido que adaptar-actualizar para no quedarnos atrás, pero está claro que ellos nos dan “cien vueltas” y por ello, en nuestro Centro trabajamos con iPad desde 5º de Primaria hasta 2º de Bachillerato incluyendo la Formación Profesional, con el proyecto “ iPad One to One” que es la herramienta principal, junto con los cuadernos de trabajo en papel, y con sus bolígrafos, ya que seguimos pensando que es la combinación perfecta, para que no “olviden” la escritura sobre papel. Además, también manejan el Apple Pencil, lápiz que permite escribir directamente sobre la plataforma deseada.


No obstante, en todos los cursos los alumnos disponen de tabletas para trabajar con ellas.

Existen muchas personas que al respecto piensan, que el uso del iPad en los colegios es un motivo más de distracción para los niños y que supone un riesgo, puesto que muchos pueden hacer un mal uso de él.


Sin embargo, al comienzo del curso, los padres firman un “Decálogo de buenas prácticas del uso del iPad”, en el que autorizan al Centro a tomar unas medidas restrictivas en caso de que esto ocurra.


Además, aparte de estar atentos mediante la vigilancia directa, cada profesor tiene una serie de aplicaciones (Aula, Teacher, ZuluDesk), en las que puede controlar el uso que hace cada alumno en cada momento y decidir qué medida adoptar: puede bloquearlo, restringir una aplicación, mandar captura a sus padres de la actividad inadecuada que estaba haciendo...


Al comienzo de curso, TODOS los iPads, son formateados y se les aplican restricciones, para que haya ciertos contenidos a los que los alumnos no puedan acceder por su seguridad y para su formación.


Para los que tenemos la fortuna de trabajar con él en las aulas a diario, hay que decir, que enriquece mucho el trabajo tanto del alumno, como del profesor, debido a la variedad de programas y aplicaciones que pueden emplear y que les facilita el trabajo. A la vez lo hace más atractivo, y la prueba la tenemos, con la situación actual que vivimos con la pandemia de la COVID-19, en la que incluso los más reacios han reconocido que está siendo una herramienta necesaria y de gran ayuda para todos, puesto que ha permitido, junto con el uso de ordenadores, poder continuar la educación de la mayoría de los alumnos desde sus casas. Cuando no ha sido posible ha hecho cuestionarse a todo el mundo, la importancia que tiene para nuestros alumnos y el tipo de trabajo que llevamos a cabo. De hecho, gracias a él, pudimos seguir trabajando con normalidad y adaptarnos rápidamente a la situación.


El iPad, les permite, hacer exposiciones de trabajos en la pizarra digital, organizar trabajos en grupo, incluso si en un momento dado un alumno no puede acudir a clase, puede continuar trabajando en red con el resto del equipo o profesorado, sin perder el ritmo académico.


El desembolso económico puede ser ligeramente mayor al principio, pero merece la pena, porque en los años sucesivos, las familias solamente tienen que pagar las licencias digitales de los libros, que evidentemente son más baratas que las de papel, y además, es más cómodo y práctico de llevar y traer.


En Arenales, apostamos por una formación actual e innovadora que se ajusta a la generación en la que viven y se desenvuelven nuestros hijos y alumnos. Les permite desarrollarse en los tiempos actuales con libertad, pero con responsabilidad, sabiendo que el iPad es una herramienta de trabajo.




Entradas recientes
Archivo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square